6 ago. 2012

Viaje en el tiempo

¿Por cuánto tiempo he permanecido refugiado en este lugar? en su misterioso soportar y su incompresible condición. Se cuántas noches pasan aunque el reloj ya no funcione, siempre estoy intentando restaurarlo y en algunos momentos parece marchar, pero siempre es así, son tan solo unos segundos. El tiempo parece congelado y detesto las circunstancias, aparentan ser espontáneas así cómo el río corre al mar, todo no es tan natural.

Tras de mi siempre está el bastidor de fondo, su color negro con la luna dibujada y un montón de puntos blancos imitando a las estrellas. Ese objeto en especial es el que me hace fantasear, sentirme en un viaje lejano, un mundo paralelo o tal vez un agujero negro. El origen del final, el caos y el principio de un nuevo origen donde las miles de posibilidades dibujadas en estos papeles no son una teoría más. Sentir el poder de atravesar el tiempo, arrojar la pluma al viento y dejar de retratar lo que mis ojos quieren observar, detener este círculo que siempre rueda, este que yo nunca lo detengo porque así cuento el tiempo, puedo presentirlo, puedo esperarlo y saber cuando las cuerdas comenzaran a maniobrar mi cuerpo.

0 comentarios:

Publicar un comentario