24 ene. 2011

Te veo después

Cualquier pretensión puedo cambiar y el amor es confortable para mi, contempla como esta de bella la madrugada y te sorprenderás de como el sol reluce con el brillo de tus ojos a través de este tragaluz. Despertamos directo al sol y como un espejo se manifiesta con la alegría de este soberbio éxodo.

Hoy no voy a consentir que me apuntes a la cuestión, ya no existen pretextos de no trazar mis líneas como quiera, más bien te serenas y me vigilas un momento, exploramos en medio de la bóveda estelar y te enseño mis utopías, puedes cerrar los ojos y sentir el viento, o abrirlos para ver toda la magia del reír de todos en medio de las tinieblas que los rodean, por que se andan haciendo un arsenal de interrogantes como los que me haces tu a mi.
Ven que nuestra poltrona es la luna, es una buena comedia y yo aquí soy una reina, si quieres te muestro como todos pasan y el que yo desee me percibe mientras los incorporo al cosmos interminable de mis representaciones, así es como envuelvo a ti. Te invito a que escuches los violines con las melodias mas profundas, la voz de la pena que se entona para que suene bella y el viento murmura rozando nuestros cuerpos de manera ligera.

No perdamos más el tiempo en las preguntas que este viaje en el tiempo me tiene entretenida y lo vivo asombrosamente, la peor respuesta seria pensar que no, hoy me bebo un café, me lanzaré al cielo y me iré a la odisea, me impulsa tu olor que envuelve todo este lugar, el sonido de aliento de la ciudad despertando, puedo mandar todo a la mierda y cualquier pretensión puedo cambiar. El amor es fácil para mi, si no puedes entenderlo, puedes esperarme, te veo después.

0 comentarios:

Publicar un comentario