12 dic. 2010

Oh!


De pie bajo el aguacero que se silencia en un panorama blanco por la niebla. La ruta que sigo pierde su horizonte en lineas que forman un celaje gris.
Mi sombra se mueve confusa con los pasos que estoy dando y desfigura mi silueta.
Siento frío, agarro el collar que llevo en mi, el tiene las respuestas.
Me estoy preparando para entrar por la abertura.
Puedo divisar la entrada al espacio, muy recurrente por cierto, no solo por mi si no también por los que están en la lista.
La entrada parece el recibimiento perfecto, el concreto se torna un poco diferente. Mis pasos comienzan a sentir la densidad del suelo.
Un caluroso infierno pero confortable, es lo que venden cuando se compran los pasajes.
Oh! comienzan a distraerme.
Los protocolos, la sociedad, el consumo, los actos, los seres humanos, el comportamiento.
Medellín. Entrare por la abertura.

0 comentarios:

Publicar un comentario