19 ago. 2010

Zombi

Descansando en este tragaluz con el apetito que me persigue me gusta recordar el momento en que tu silueta apareció…

Zombi
Un cuerpo enorme, ropa negra y rostro oscuro, ojos grandes e hipnotizantes, ruido del agua que chispeaba y rompía el silencio que dejan todos aquellos que le huyen a el entorno húmedo, el ritmo de tus pasos que hacia a mi presencia vagaban, en tan solo unos segundos transformaste mi atmósfera, amigo; fue un encuentro de lunáticos.

Nos contemplamos fijamente a los ojos y en tu mirada encontré paz, tu silencio me hacia sentir cómoda, parecías un zombi y olías a ceniza, pero entendí que no hay interrogantes, tu siempre allí parado, tu silueta a contraluz, observando todo y actuando un poco extraño, todos pasan, te abrazan, te preguntan por tu disfraz y tu nunca contestas nada..

Muerto resurgido por poderes mágicos para convertirte en cautivo, eres diferente, pareces privado de voluntad pero puedes sentir el mundo como un humano normal. Ser extraño que atravesó mi ventana, no te puedo dejar de pensar. Me gusta seguirte, en medio de la oscuridad, con tus ojos me lo dices todo, no necesito nada mas. Traes un mordisco a mi vida cada día. Algunas veces me hace sentir bien otras verdaderamente mal.


0 comentarios:

Publicar un comentario