19 abr. 2010

A ojos cerrados

"No importa el camino, importan mis pasos"
Con o sin luz, mi mente puede llevar a mi cuerpo por donde tengo que hacerlo, las imágenes de los otros me confunden un poco y pueden hacer que no sea tan agradable.
Las simpáticas respuestas están cuando cierro los ojos, estoy en silencio y me siento dentro... energía, lo que denominamos vida, y esa alegría de que soy feliz con mi papel, este es mi camino, no importa nada y tengo que seguirlo. Cerrando los ojos encuentro mi calma, cuando los abro todo va muy rápido.
Mi misión es nacer para morir, continuar con esta cadena de vida que se va construyendo, la voy a cumplir a mi manera, disfrutando el espectáculo, mi propia comedia y entendiendo que si el amor esta conmigo no tengo por que llorar.

0 comentarios:

Publicar un comentario