3 feb. 2011

Remolino

Mi potencia se traslada rápidamente a manera de remolino con la intención de romper tu ventana y entrar a tu casa para tomarte por sorpresa, sin ningún aviso de que las nubes en el cielo te están esperando para revelarte el pasaje mientras viajas a mi lado al trote de unos pasos malgastados en el cielo y el infierno.

No tendrás tiempo ni de abrir la cortina, llegare tan disimulada como la brisa y tan desapercibida como el aire que respiras, solo que me internare intensamente. Para que navegues por el mundo dando vueltas y vueltas como una vagabunda a la que el afán no le aprueba cerrar los ojos.

Tan distraída estás que no sientes este remolino que trae consigo miseria de la ciudad danzando con el grito de los deprimidos que solo quieren hartar su apetito de revancha y contaminando a cualquiera de la infección de la pena, la que me tiene aun llorando por ti y la que con fuerza a contaminarte me lleva.

0 comentarios:

Publicar un comentario