17 feb. 2011

¿Presagio?

Abrir los ojos me insinúa que el crucero esta acabando, ya comienzan a verse las montañas que abrazan el destino final; la villa.
Crucé el océano por una carretera plástica, incluso hasta me disfrace y oculte todas las cicatrices, uno que va a saber.
No entiendo por que me cuestiono el adiós, siempre que despierto recuerdo el origen y me olvido de este gran viaje logrando confundir mis emociones.

Abro los ojos y el sonido del viento me cuenta que han pasado las horas, sin noción del tiempo comienzan a brillar las estrellas y aparecer las montañas que delinean los límites del cuento como en un lienzo que inmortaliza esta época. Deleitada con el sabor del néctar y el aroma a tabaco mezclado con perfume apasionado que brota de la piel de todos camino hacia la distracción orientada por un son. Por mi son. Y llego, a este curso que me confunde entre el pasado y el futuro, el presente parece no suceder.
No se si estoy en el futuro y solo son recuerdos del océano o si estoy en el pasado y esto es una visión de advertencia. Puede ser un presagio de algo que voy a encontrarme o es el espectro de un pasado que me persigue para perdonarlo, o, ¿el me me tendrá que perdonar?... quizás hice algo no comprendo. Quizás siga siendo un confuso sueño.

1 comentario:

  1. Un poco desafiante e independiente ese chico, ese navio que ya no tème, salio... atravezo el oceano, vivio y disfruto, encantado de ser yo mismo, el unico hecho del recuerdo es tan solo apasionarte por la idea de que en algun momento tu vivas esos momentos de mucha alegria, de amistad, de amigos verdaderos, musica, aire, inspiracion... que se complementa con el tiempo y la experiencia.
    Ser parte de esa experiencia, quiero vivirla.

    ResponderEliminar