14 nov. 2010

Toc, toc

Cantábamos los dolientes madrigales en medio de la resonancia presa, sin fuga, aquel eco nos dejaba indefensos en medio de rayos de luz y de simples palabras casi muertas dedicadas al corazón, y simpáticas risas en medio del sudor. Inesperadamente, llego el toc toc, nos avisaba que se rompería el vidrio espantando el espejismo. Ya habíamos tenido algunos avisos, pero la fantasía produce ceguera.
Siempre he estado enganchada en este hueco, un llamado del pasado, arco del indio, sesos, corazón, hígado, orquídeas, oro y plata, odio al pretexto. Por que el infierno se halla debajo de mi cama y la joven que posa sobre ella tiene una fábula donde parece ya estar muy vieja.

Histéricos, apuñalamos mi cigarrillo, luego lo aplastamos con un ladrillo, esta bien, lo más automático fue escapar en el armazón de un simpático armadillo. Soy sincera, pero las palabras no dan y el espejo de algún tu, no deja de rondar en el aspecto suicida, de ese duende moreno que camina con ojos encantados, se parece a mi cuando estoy contigo, a solas, en tu pensamiento, y ahora este cementerio. Auxilio te digo, me dices, y nos decimos. Te necesito y me adoras maldita droga.

Por eso te adoro antes de estar sola, y te quiero más antes de estar ciega, y siento morirme cuando sueño contigo y siempre contigo, durante el momento en que aquellas ovejas orinan el el color de las semillas del amor, mientras resuenan esas palabras que mataron el miaw de mi gato, mientras vos dibujas un rato con este sobresalto de el mundo irreal.

Retengo este lápiz que anota con dominio, es una imaginación que no dudo antes de escribir, y si! vos sabes, soy apestada. Pero me divierto con mis nuevos amigos que aquella tarde encontré en mi cabeza ingresando en ti, y aun deseo que la historia se repita. La retengo, y regreso a cuando cantábamos, cuando escuchamos el toc toc, cuando volamos escapando para estar de nuevo a solas. Me divierto pensando que mientras te conquisto sigo pensando que por naturaleza toda existencia humana es penosa y decepcionante. No importa, igual si existimos es para devorarnos el mundo.

0 comentarios:

Publicar un comentario