24 dic. 2009

Mareo

Si me bastara con soñar con elefantes rosados y globos de vidrio llenos de agua coloreada que lo único que hacen es hundirme en aquella fantasía sustancial y glamurosa, no dudaría en salir corriendo por caminos efímeros que me lleven a ese destino, donde si llego a mirar hacia atras y observar mi pasado solo veria niebla y suelo de lodo.
Si aquellos sueños petulantes y transeuntes no llegaran a mi cuerpo para distorcionarme el cerebro mientras ando de espaldas para no gritar lo que veo, no tendria que quedarme en este cuarto oscuro que me marea, marea y marea...
Pronto va a acabar, pronto se va a esfumar, quedando yo sola en aquel paraiso como una momia que ni siquiera puede doblegar su tristeza.

0 comentarios:

Publicar un comentario