1 dic. 2009

Ahora que duermes

Compartiendo solo piel,
sin un poco de compasión,
has volado por todas partes de un lugar a otro,
para que no te hagan daño.

Siempre has agachado el rostro,
escondiendo tus alas bajo el vestido,
y ahora que duermes,
te vez hermosa.

Caminando por encima de todos,
despertando la oscuridad en los otros,
destruiste todo sin quererlo,
eres la condena para quien mire tus ojos.

Y ahora que duermes,
te vez tan hermosa,
tu sangre mancha las sabanas,
como lo haces a diario.

Yo soy la única que te observa,
te miro y no te das cuenta,
te vez tan hermosa,
cuando abras los ojos te marcharas.

0 comentarios:

Publicar un comentario