16 oct. 2009

Furia

Una vez perdida la conciencia
trate de olvidarla 
con mucha impaciencia,
quise separarla del silencio
pero fue muy inutil
no cumpli con la tarea.

Hay!
Todo preso se vuelve loco
quisiera liberarme de mi aflicción
y burlarme de mi calabozo
Es dificil callar!
Es dificil hablar con...

Voy a entregarle mi alma al silencio
a cambio de sobriedad.

Camino hacia adentro,
cada vez más y más,
sin conciencia 
de que estoy impregnada de furia.

En el caracol de mi vida
se ha adentrado la locura
llevandome a un mundo donde todo es furia
¿Todo es furia?
Todo me vuelve irreverente.

Cuando mi cielo se nubla
y el mar de mi silencio callan sus olas,
me comienzo a adentrar en un largo sueño
de zumbidos incoherentes.

0 comentarios:

Publicar un comentario